Arepas de maíz, avena y chía con aguacate y queso

Conteo de HC, Desayunos saludables, Mi diabetes, Recetas

Como buena venezolana me encantan las arepas. No podía dejar este plato de mi gastronomía, fuera de mi dieta sólo porque ahora tengo diabetes. Así que me puse manos a la “masa” y a base de ensayo y error logré mi receta saludable.

Y es que la arepa es muy nutritiva, ha sido calificada como “el mejor desayuno del mundo”, todos los años se celebra el día mundial de la arepa, el 10 de Septiembre, y claro que se lo merece. ¡Es nuestro pan de cada día! 

Hecha con maíz molido. Se conoce su origen indígena. Y se consume como plato principal o como acompañante y hay muchas formas de hacer las arepas: asadas a la plancha, al horno, fritas. Se pueden hacer como las andinas de trigo, yuca, plátano, o agregar a la masa queso o chicharrón y algunas las hacen dulces, añadiendo azúcar. Y ahora han surgido unas estilo fit (más saludables) con quinoa, linaza, chía, avena, harina integral o de almendras, de auyama (calabaza), batata (boniato), y muchas más. 

Tiene infinidad de rellenos que “Areperas” (restaurantes especializados) han hecho populares como por ejemplo: la Reina Pepiada (aguacate con mayonesa y pollo), aunque existen otros más comunes como: la de perico (con un sofrito de pimiento, huevo y tomate).

Yo he preparado las arepas de harina de maíz integral con hojuelas de avena integral y chía. Esta vez con relleno de aguacate y queso blanco rallado, pero cada día se puede variar.

Esta receta saludable es para 20 arepas. ¿Por qué hago tantas en una sola tanda? Porque sólo contabilizó los HC (Hidratos de carbono) una vez al mes más o menos y me parece mucho más cómodo y rápido.

Recordemos siempre que:

10 gramos de HC = 1 ración de HC 

Para mi dieta (1800 kcal, al desayuno son 5 raciones en total de HC).

Ingredientes:

  • 1 litro de agua
  • 525 gramos de harina precocida de maíz integral
  • 60 gramos de hojuelas de avena integral
  • 45 gramos de chía
  • Sal al gusto

Harina de maíz integral, yo utilizo Maseca, es de origen italiano sin transgenicos, 100 % integral. Por cada 100 gramos = 69 gramos de HC.

Utilizaremos: 525 gramos de harina = 362 gramos de HC. 

(No utilizo Harina P.A.N. porque tiene muchos HC ( 80/100 gramos). Además son con maíz transgenico, y cambia el sabor a diferencia de las que comía antes en Venezuela).

Avena integral en hojuelas, yo utilizo Crownfield, es de origen alemán, con avena escandinava. Por cada 100 gramos = 59 gramos de HC.

Utilizaremos: 68 gramos de avena = 40 gramos de HC.

Total de harina y avena = 593 gramos = 402 gramos de HC. 

Peso total de la masa = 1600 gramos.

1600 g. ➡ 402 g. de HC 

X ➡ 20 g de HC 

X = 1600 • 20 ÷ 402 = 80 gramos de HC

Preparación:

  1. Agrego al agua templada la sal.
  2. Después incorporo la harina y poco a poco removiendo con el dedo índice mezclo para evitar que se haga grumosa.
  3. A mitad del proceso añadimos la chía y la avena en hojuelas, y sigo amasando con las manos.
  4. Cuando está lista la preparación, para empezar hacer las arepas hay que pesarlas: Cada arepa debe pesar 80 gramos sí quieres 2 arepas, pero sí solo quieres 1 arepa puedes hacerla más grande y que pese 160 gramos. 
  5. Colocar en una bandeja papel para horno que cubra la superficie. Toma una pequeña porción de masa en la mano y haz una bolita, luego aplanala entre las manos cuidando la forma circular y que el grosor sea más o menos adecuado para que después pueda rellenarse.
  6. snapchat-72320936fghdreVamos mirando mientras están en el horno para darles la vuelta. Y luego se sacan y se dejan enfriar en una rejilla o paño.
  7. screenshot_20161021-142515gyhgh

Como las arepas son pequeñas, es mejor descongelar dos, dorarlas un poco a la sartén y servirlas en un plato pequeño de postre. Provocará que tu cerebro quedé satisfecho de forma visual. Y todavía podría comer una ración más de leche, fruta, o quizás caraotas (frijoles negros) para completar las 5 raciones.

¡Y listo! tenemos un desayuno super saludable y nutritivo, sin gluten, ni azúcares añadidos, tampoco tiene lácteos, ni grasas. Con el aguacate tenemos las grasas buenas, el queso nos vale de proteína, y ya sabemos que los carbohidratos son complejos. El mejor “pan” para desayunar. Nos dará energía y de la mejor calidad, DE-LI-CIO-SO.

Anuncios

Encontrando el equilibrio

Conteo de HC, Mi diabetes

Recuerdo cuando me dijeron que debía contabilizar cada alimento con HC (hidratos de carbono) de cada comida, por separado, en raciones. Me agobie mucho.

Pero mi cerebro comenzó a trabajar super rápido intentando procesar la información, guardando cada palabra bajo llave y haciendo todas las preguntas posibles que aplacara la montaña de dudas que tenía. (Sigo teniendo muchas).

Es como cuando ha llovido sobre tu parabrisas y te pones a contar las gotas, parece complicado y tedioso, pero con organización todo se puede.

Para que me entiendan mejor les explicaré algunas definiciones básicas para un diabético:

¿Qué son los HC (hidratos de carbono)?

También llamados: carbohidratos, glúcidos o azúcares. Son nuestra principal fuente de energía. Se encargan del sistema nervioso central, corazón, cerebro y riñones. Necesitan insulina para poder ser utilizados por las células. Y se clasifican en simples y complejos.

  • Simples: azúcar, miel, jarabe de arce, las mermeladas, golosinas.Aunque la fruta, la leche y la verdura también los contienen pero repartidos en el agua que las compone. Son de absorción rápida.
  • Complejos: harinas almidonadas (trigo, centeno, maíz, avena, etc), con sus derivados: pan, cereales, arroz, pastas, etc. Y legumbres (garbanzos, lentejas, alubias, etc). Pero también se encuentran en verduras y vegetales aunque con mucha fibra. Son de absorción lenta.

¿Qué quiere decir que son de absorción lenta o rápida?

Esto depende del índice glucémico: es decir, de la rapidez con la que se acumula la glucosa en la sangre después de consumir un alimento. Pero hay que tener en cuenta factores como la fibra, la cocción, la cantidad de grasa, y la proteína que contenga el alimento porque puede cambiar la absorción.

Índice Glucémico:

  1. Bajo: menos de 55 sobre 100. Por ejemplo: La avena, el arroz integral.
  2. Medio: entre 55 y 70. Consumir con moderación. Por ejemplo: El melón o la remolacha.
  3. Alto: más de 70. Evitar su consumo. Por ejemplo: La papa (patata), la fruta mejor comerla entera y no en zumo.

Mi dieta es de 1800 kcal basada en 50% de carbohidratos, 20% de proteínas, y 30% de grasas.

Esto significa que los diabéticos tenemos que llevar una alimentación equilibrada como todo el mundo, pero prestando atención a alimentos con HC. Intentando consumir los de IG (índice glucémico) bajo o medio.

Consumiendo los HC complejos, las proteínas en mi caso son de origen vegetal la mayoría porque estoy llevando un estilo de vida sin carne roja, (sólo pescado, huevo, etc) y grasas buenas (aceite de oliva, frutos secos, etc).

Mis raciones de HC distribuidas al día por mi endocrino con las correspondientes dosis de insulina:

Desayuno: 5 raciones, 2 dosis de insulina rápida (Humalog)

Media mañana: 1 ración sin insulina.

Almuerzo: 6 raciones, 2 dosis de insulina rápida (Humalog) y 12 dosis de insulina lenta (Toujeo)

Merienda: 1 ración sin insulina.

Cena: 5 raciones, 2 dosis de insulina rápida (Humalog).

Las raciones sin insulina son por “aguantar” sin hipoglucemias entre horas hasta la próxima comida.

¿Cómo calcular los HC de los alimentos?

Por raciones.

10 gramos de HC = 1 ración

Entonces hay que saber qué peso de ese alimento contiene esa ración. Yo lo calculo mirando la información nutricional:

whatsapp-image-2016-10-15-at-15

Cálculo del peso en gramos de 1 ración de HC del alimento

Las harinas se pueden medir cocidas con un vasito de Bayer, que me dio en el hospital, la educadora de la diabetes.

dsc_14432

Vaso medidor Bayer

Y si es pan debe pesar 20 g cada ración. Pero como ya sabemos depende del tipo que sea. Integral, con semillas, poca o mucha cocción, etc.

Les dejo una tabla de raciones en pdf extraída de la página de fundación para la diabetes:

Tabla de raciones de HC

Al principio como todo aprendizaje es mucha información, yo me leí por recomendación de mi educadora algunos libros y otros estoy leyéndolos por motivación propia.

dsc_1448

Mis libros de nutrición y diabetes tipo 1

Es importante tener una balanza en casa, y mucha paciencia.

El querer hacer las cosas bien, estar sana y saludable es la clave para motivarnos a aprender y hacer de nuestra alimentación algo divertido, creativo y delicioso.

Panquecas/Tortitas de avena con frutos rojos y almendras

Desayunos saludables, Mi diabetes, Recetas

Hoy les dejó esta receta super fit, saludable, y deliciosa, apta para diabéticos, celíacos y personas que desean cuidar su alimentación sin restringir sus gustos.

Estas panquecas super saludables son ideales porque sacian el apetito de un desayuno dulce con carbohidratos de índice glucémico bajo.

En el post que publicaré el miércoles les explicaré con más detalle el tema de los carbohidratos, su índice glúcemico, la preparación y el conteo que debemos hacer los diabéticos para poder consumirlos sin riesgos.

Aquí les dejo mi receta con los HC (hidratos de carbono) contabilizados en raciones de 10 g, para una persona con una dieta de 1800 Kcal. Es decir:

1 ración = 10 gramos de HC. Receta para 5 raciones en total.

Ingredientes para las panquecas:

  • 1/2 taza de avena integral en hojuelas. Mi avena, por cada 100 gramos contiene 58 g de HC (redondeando 60 g). Por lo tanto utilizaremos 3 raciones = 45 g en peso.
  • 150 g frutos rojos (1 ración)
  • 1 Huevo
  • 3 claras de huevo
  • Canela en polvo al gusto
  • Stevia o azúcar de abedul (Xylitol) al gusto
  • 1 cucharadita de Levadura química en polvo
  • Un chorrito de agua

Preparación:

  1. Bate todos los ingredientes juntos, y deja reposar 2 minutos.
  2. Luego utiliza una sartén de teflón con un poquito de spray antiadherente para hacerlas a fuego medio.

Ingredientes para la mermelada:

  • 150 g de frutos rojos (1 ración)
  • Azúcar de abedul (Xylitol) al gusto

Preparación:

 En una sartén antiadherente coloca la mezcla a fuego medio durante unos minutos hasta que se desahaga casi por completo el fruto y se integre con el azúcar de abedul (Xylitol).  Al microondas también se puede colocar en un bol de vidrio la mezcla durante 2 minutos aproximadamente.

Por último agrega almendras troceadas como topping

(por encima más o menos un puñadito)

¡Y listo! ya tienes un desayuno increíble, super fácil, lleno de cabohidratos complejos, excelente proteína, grasas buenas, has comido fruta y saciado tus ganas de dulce.