En el punto de mira de la diabetes

¡He vuelto de mis vacaciones navideñas!

Sé que estuve ausente pero les traigo muy buenas noticias,

09/01/2016 ¡¡¡Mi HbA1c está más bajo, en 6,1 %!!!.

Hace tres meses me habían hecho mi primer análisis de sangre controlando la hemoglobina glicosilada después del debut y pueden ver las cifras aquí. (En el enlace explico qué es la Hb1Ac). 

Por otro lado, quería contarles que el año pasado por motivo del DÍA MUNDIAL DE LA DIABETES (14 de Noviembre) me hicieron una retinografía y me recomendaron acudir a la cita (que ya tenía preescrita por mi Doc, especialista en Endocrinología) para ver al Doc, especialista en Oftalmología.

Aquí les dejo varias retinografías de mis ojos.

Este Doc, me examino primero de la agudeza visual actual. (El control de la agudeza visual proporciona información acerca de si se puede ver con claridad o si se puede mejorar la visión con un par de lentes graduadas configuradas de forma óptima para las necesidades visuales actuales).

Después me colocaron varios tipos de gotas para dilatar la pupila con la finalidad de hacerme un control del fondo del ojo, y él Doc me explicaba que no había de qué preocuparse porque ahora mismo todo estaba bien, aunque existen multiples estudios que relacionan la hemoglobina glicosilada con la retinopatía diabética, por lo que es importante que tenga un riguroso control sobre ella.

Pero, ¿qué es la Retinopatía diabética?

Es una enfermedad vascular crónica que afecta a la retina de nuestro ojo, la cual se compone de unos pequeños vasos sanguineos, y que es sensible a la luz, situada en la parte posterior del ojo, es común en diabéticos aunque cualquier otra enfermedad que incida en la circulación correcta va a afectar.

2B9437 (4B11319)

Esto puede producir perdida de fluido e incluso hemorragias (causando ceguera) y en los casos más graves hasta desprendimiento de la retina.

El edema macular es una de las complicaciones asociadas que se caracteriza por una pérdida de la visión central que puede provocar la percepción distorsionada de los objetos.

Se da en todos los tipos de diabéticos, sin embargo, va a ser más agresiva en los de diabetes tipo 1 a largo plazo.

Es evitable, ya que si se detecta y se trata de forma precoz puede prevenirse la pérdida grave de visión en la mayoría de los casos.

Aparece en la Diabetes Mellitus Tipo 1 o juvenil en el 98% de los pacientes a los 20 años de enfermedad y en la Diabetes Mellitus Tipo 2 o del adulto en el 60% a los 20 años de duración de la diabetes.

La retinopatía diabética es la causa más frecuente de ceguera legal entre los 20 y los 65 años en los países industrializados.

Síntomas:

  • En su 1era etapa no presenta signos evidentes
  • Sí los nervios de los músculos oculares no funcionan correctamente, se experimenta visión borrosa
  • Mala visión nocturna
  • Aparición de “moscas flotantes”

Los datos MÁS preocupantes apuntan que:

  • En general, esta enfermedad es de carácter permanente
  • Los diabéticos tenemos 25 veces más posibilidades de perder totalmente la visión que el resto de la población
  • El edema macular es la principal causa de pérdida de visión en los pacientes diabéticos
  • Estamos también en riesgo de padecer glaucoma, cataratas y otros problemas oculares.
  • Sabemos que el mismo avance que tiene en la retina sigue los mismos pasos en el riñón, el corazón, etc.

Entonces después de la revisión me plantee una pregunta: qué debe tener en cuenta una persona diabética, es decir, 

¿Qué debo CONTROLAR para no perder la visión a largo plazo?

1ero que todo ser consientes y asumir una vida saludable, con control al ser diagnosticados de diabetes para evitar complicaciones mayores, ya que LA PREVENCIÓN ES LA CLAVE.

  • DEBO hacerme un análisis en el momento del diagnostico (al ser diabético adulto)
  • Mantener un BUEN control de la GLUCOSA (HbA1c), TENSIÓN ARTERIAL Y COLESTEROL en sangre
  • NO seguir malos hábitos como: FUMAR
  • Hacerme controles periódicos aunque crea que veo bien (1 vez al año)
  • Sí tengo enfermedad renal o estoy en periodo de embarazo (suelen ser agravantes)
  • El tratamiento usual es la fotocoagulación con láser. Según sea las características del paciente y el grado de desarrollo de la enfermedad el uso del láser se puede combinar con inyecciones intravítreas de medicación antiangiogénica. Las posibles complicaciones se tratarán con cirugía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s