Cupcakes saludables de calabaza sin azúcar añadido

Conteo de HC, Desayunos saludables, Mi diabetes, Navidad Cero Azúcar, Recetas

Hoy les traigo un “trencito navideño” de recetas que publicaré una tras otra. Así que prepárense.

¡Con esta receta podemos hacer una base de cupcakes sin azúcar añadido, muy ligera y esponjosa!.

Agarren papel y lápiz, hagan una captura de pantalla (screenshot) o hagan la receta ¡YA!.

*Recordatorio: 1 RACIÓN = 10 g. de HC (Hidratos de Carbono)

Ingredientes

Para 12 cupcakes (también llamados ponquecitos en Venezuela y magdalenas en España).

  • 1 cucharadita colmada de levadura química
  • 3/4 de cucharadita de bicarbonato
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 80 g. de azúcar abedul (XYLITOL)
  • 2 claras de huevo
  • Una vaina de vainilla
  • 1 y 1/2 cucharada de aceite de girasol
  • 250 ml de Leche de Soja SIN AZÚCAR AÑADIDO
  • 275 g. de Calabaza (hervida y hecha puré) 15 g. de HC
  • 165 g. de Harina de Trigo Integral 115 g. de HC
  • 165 g. de Harina de Soja 15 g. de HC
  • 125 g. Avena en hojuelas 74 g. de HC

Total de peso en masa: 1100 g. contiene⇒ 219 g. de HC

Total de peso por ración: 65-70 g. contiene⇒ 13 g. de HC

¡1 ración por cupcakes!

Preparación

  1. Colocamos casi todos los ingredientes secos (el azúcar de abedul lo dejamos apartado) en un bol para que se mezclen muy bien: las harinas, la avena, la levadura, el bicarbonato y la sal.
  2. En otro bol batimos (ahora si) el azúcar de abedul con las claras y la vainilla. Después añadimos,de uno en uno, el puré de calabaza, el aceite y la leche de soja.
  3. Poco a poco en el bol de las claras vamos incorporando la mezcla de las harinas, removiendo suavemente.
  4. Luego en un molde de 12 cupcakes previamente dispuesto con sus moldes de papel correspondientes añadimos la pasta y dejamos que se asiente.
  5. Metemos al horno por 30 min a 180 °C/350 °F o hasta que pinchemos con un palillo y salga limpio.
  6. Para finalizar dejamos fuera del molde en una rejilla que enfríen para comerlas al día siguiente con cualquier topping o frosting como mermelada sin azúcar, queso batido, mantequilla de cacahuete(Maní), chocolate sin azúcar fundido, etc. (Pronto compartiré la receta del que yo hago super light.)

Y ¡listas!

cupcakes

Puedes acompañarlas con un té o café con leche de soja (sin azúcares) a media tarde o de desayuno por las mañanas para de vez en cuando consentirnos. Además para un cumpleaños quedarían geniales en plan torre.

*A mi no me suben la glucemia si las como solas a media tarde, y si las como con algún topping por las mañanas dentro de mis raciones tampoco.

**¡Ahh! y les dejo un tip: se pueden congelar si hacen una buena tanda, así no se dañan.

Comentarme si las hacen y les gustaron, a mi me encantaron. Si las publican en Instagram, Twitter o Facebook compartan la foto con el hashtag: #NavidadCeroAzúcar y compartan la dulzura sin azúcar.

¿Y sí hay una catástrofe podría sobrevivir con diabetes?

¿Podría sobrevivir sí...?

El cerebro a veces nos juega malas pasadas y más sí somos diabéticos, es como si tuviéramos el plus+ de la paranoia.

Es lo que los expertos denominan como  “El circuito del miedo” o como digo yo simple supervivencia porque nuestra especie desde principios de los tiempos ha tenido sólo dos opciones ante el peligro: huir o luchar.

Pero a veces el peligro no es real, sólo es ficticio. El cerebro lo sabe pero te hace pensar en ello igualmente, el típico: “Y sí…”

Este verano me he enganchado a una nueva serie, muy famosa y la verdad es que tiene morbo que me ponga a verla sabiendo lo que me conlleva. “The Walking dead”(SOY MASOQUISTA, lo sé). Con ésta serie me involucro tanto que llego a plantearme qué haría yo sí me asola (como a Tina, en la temporada 6) una catástrofe como esa.

the-walking-dead-daril-y-tinainsulin

Así me ocurre cada vez que veo una película, serie, o noticia sobre Venezuela u otro país en conflicto, como Siria, es incontrolable.

Me pongo en los zapatos de los personajes protagonistas, pero claro me invade entonces el miedo, la desesperación y el estrés sólo de imaginarme la situación, y entonces comienzo a preguntarme:

¿Sería capas de sobrevivir? ¿Cómo hago sí no tengo insulina? ¿Podría vivir sin HC (Hidratos de carbono)? ¿Cómo controlaría las Hiperglucemias y las Hipoglucemias sin batería para el glucómetro? ¿Y sí me da una Hipoglucemia severa y no tengo Glucagón?

Claramente mi futuro se vería muy negro. Porque una persona con una enfermedad crónica como la diabetes mellitus tipo 1, insulinodependiente acabaría teniendo complicaciones sin medicación y sin comida.

Pero igualmente mi cerebro incansable y esperanzador traza un plan para llevar a cabo en tal caso, apenas ocurra una catástrofe: correr a la farmacia y los supermercados para hacerme con un buen equipo:

  • Insulina de acción rápida (Humalog o Apidra) duración de 2-4 h.
  • Insulina de acción prolongada (Toujeo) duración de 24 h.
  • Glucagón (es un kit de emergencia que restablece los niveles de azúcar en sangre como consecuencia de una hipoglucemia grave).
  • Agujas (para inyectar la insulina)
  • Glucómetro (medidor capilar de glucosa en sangre) mediante carga de USB.
  • Lancetas (instrumento para hacer una punción en el dedo y obtener una gota de sangre)
  • Tiras reactivas (son sensores estilo microchips que permiten realizar con una gota de sangre la medición de la glucosa)

Y es que aunque yo suelo tener en mi casa todos estos productos como para 2 meses, es importante pensar a largo plazo.

Además la temperatura es muy importante, si hace mucho calor la insulina y las tiras reactivas podrían ser inservibles, o también si hace mucho frío. Sin hablar de la lluvia que podría dañar el glucómetro. Para ponerle más INRI al asunto las tiras reactivas sólo pueden usarse una vez, las lancetas es recomendable que se usen únicamente una vez por cuestión de no “contaminar” con la sangre del pinchazo anterior la nueva prueba y las agujas también porque sino poco a poco se van afilando y provocan daños en la piel.

En fin que espero que si alguna vez me encuentro en una situación tan caótica ya este curada de la diabetes.

 

Mis 10 Superalimentos favoritos

Los superalimentos, Mi diabetes

Sí quieres estar saludable o combatir enfermedades tienes que armarte de la mejor artillería. Para ello lo mejor es consumir los SUPERALIMENTOS, se les llama así por sus numerosos beneficios para la salud, con un alto contenido en nutrientes, fibra, vitaminas y antioxidantes.

Aquí te dejo mi TOP 10 de algunos SUPERALIMENTOS:

1

LA STEVIA

 

¿Sabías que aporta CERO calorías?

Obtenida de la hoja de la planta rebaudiana. Es un edulcorante natural. 300-400 veces con más poder edulcorante que el azúcar.

Es 7 veces más poderoso antioxidante que el té verde

Tiene una acción antibiótica contra la placa bacteriana

Combate algunos hongos, como los que causan la vaginitis

Mejora la resistencia ante gripes, fatiga y ansiedad

 2

EL TOMATE

 

¿Sabías por qué los nutricionistas recomiendan consumir el tomate fresco?

Es una fruta de poca CG (Carga glucemica) y su IG (Índice glucemico) es moderado.

Excelente para saciar el apetito

Aporta Vitamina C que facilita la formación de tejido cicatrizal

Reduce la tensión arterial

Rico en Vitamina A que favorece una mejor salud visual

3

LOS FRUTOS SECOS

 

¿Sabías que podrían ayudar a que tu glucosa se regulara?

Tienen un IG bajo, grasas monoinsaturadas sobretodo.

Contiene Vitamina E y magnesio

Aportan minerales y proteínas

Sus grasas benefician el adelgazamiento

4

LA AVENA

 

¿Sabías que retarda la velocidad en la que se vacía el estómago?

Tiene un IG moderado y es uno de los mejores cereales.

Ayuda a metabolizar las grasas

Estabiliza la glucosa en sangre

Tiene más fibra soluble

Reduce colesterol LDL

5

LAS SEMILLAS DE CHÍA

 

¿Sabías que disminuye el dolor en las articulaciones?

Disminuye los niveles de glucosa en sangre

Los ácidos grasos del Omega 3 contienen propiedades antiinflamatorias

Producen sensación de saciedad

Protege de los efectos nocivos de los Rayos UVA

Aumentan nuestro nivel de hidratación

No tienen gluten

6

EL AGUACATE

 

 ¿Sabías que en realidad es una fruta?

Es una fruta, no un vegetal, con grasas buenas

Se compone de más de 20 vitaminas, entre ellas Vitamina E

Alto en fibra lo que hace más eficiente la insulina

Retarda la digestión de los hidratos de carbono

Tiene más potasio que el plátano

7

LAS LEGUMBRES

 

¿Sabías que mejoran la memoria?

Contienen hidratos de carbono complejos, osea altos en fibra

También aportan proteína

Elevan poco a poco la glucosa en sangre

Ricos en hierro

8

EL BRÓCOLI

 

¿Sabías que sólo un puñado de brócoli aporta el 150% de la Vitamina C que necesitas al día?

Es una verdura alta en fibra

Bajo en calorías

Contiene calcio y ácido fólico

Con antioxidantes que protegen la vista

Tiene un compuesto que previene el daño provocado por la diabetes en los vasos sanguíneos

9

LA CANELA

 

¿Sabías que mejora la sensibilidad a la insulina?

Baja considerablemente la glucosa en sangre

Con media cucharada al día puedes bajar los niveles de colesterol

Detiene el aumento de grasa corporal

10

EL BONIATO

 

¿Sabías que aunque tiene un sabor dulce es de menor índice glucemico que la patata (papa) ?

Es un tubérculo también llamado Batata o Sweet Potato tiene un IG (Índice glucemico) bajo

Alto en carotenoides que protege la piel y la vista

Contiene Vitaminas A y C

De fácil digestión gracias a los antioxidantes que protegen las mucosas digestivas

 

Encontrando el equilibrio

Conteo de HC, Mi diabetes

Recuerdo cuando me dijeron que debía contabilizar cada alimento con HC (hidratos de carbono) de cada comida, por separado, en raciones. Me agobie mucho.

Pero mi cerebro comenzó a trabajar super rápido intentando procesar la información, guardando cada palabra bajo llave y haciendo todas las preguntas posibles que aplacara la montaña de dudas que tenía. (Sigo teniendo muchas).

Es como cuando ha llovido sobre tu parabrisas y te pones a contar las gotas, parece complicado y tedioso, pero con organización todo se puede.

Para que me entiendan mejor les explicaré algunas definiciones básicas para un diabético:

¿Qué son los HC (hidratos de carbono)?

También llamados: carbohidratos, glúcidos o azúcares. Son nuestra principal fuente de energía. Se encargan del sistema nervioso central, corazón, cerebro y riñones. Necesitan insulina para poder ser utilizados por las células. Y se clasifican en simples y complejos.

  • Simples: azúcar, miel, jarabe de arce, las mermeladas, golosinas.Aunque la fruta, la leche y la verdura también los contienen pero repartidos en el agua que las compone. Son de absorción rápida.
  • Complejos: harinas almidonadas (trigo, centeno, maíz, avena, etc), con sus derivados: pan, cereales, arroz, pastas, etc. Y legumbres (garbanzos, lentejas, alubias, etc). Pero también se encuentran en verduras y vegetales aunque con mucha fibra. Son de absorción lenta.

¿Qué quiere decir que son de absorción lenta o rápida?

Esto depende del índice glucémico: es decir, de la rapidez con la que se acumula la glucosa en la sangre después de consumir un alimento. Pero hay que tener en cuenta factores como la fibra, la cocción, la cantidad de grasa, y la proteína que contenga el alimento porque puede cambiar la absorción.

Índice Glucémico:

  1. Bajo: menos de 55 sobre 100. Por ejemplo: La avena, el arroz integral.
  2. Medio: entre 55 y 70. Consumir con moderación. Por ejemplo: El melón o la remolacha.
  3. Alto: más de 70. Evitar su consumo. Por ejemplo: La papa (patata), la fruta mejor comerla entera y no en zumo.

Mi dieta es de 1800 kcal basada en 50% de carbohidratos, 20% de proteínas, y 30% de grasas.

Esto significa que los diabéticos tenemos que llevar una alimentación equilibrada como todo el mundo, pero prestando atención a alimentos con HC. Intentando consumir los de IG (índice glucémico) bajo o medio.

Consumiendo los HC complejos, las proteínas en mi caso son de origen vegetal la mayoría porque estoy llevando un estilo de vida sin carne roja, (sólo pescado, huevo, etc) y grasas buenas (aceite de oliva, frutos secos, etc).

Mis raciones de HC distribuidas al día por mi endocrino con las correspondientes dosis de insulina:

Desayuno: 5 raciones, 2 dosis de insulina rápida (Humalog)

Media mañana: 1 ración sin insulina.

Almuerzo: 6 raciones, 2 dosis de insulina rápida (Humalog) y 12 dosis de insulina lenta (Toujeo)

Merienda: 1 ración sin insulina.

Cena: 5 raciones, 2 dosis de insulina rápida (Humalog).

Las raciones sin insulina son por “aguantar” sin hipoglucemias entre horas hasta la próxima comida.

¿Cómo calcular los HC de los alimentos?

Por raciones.

10 gramos de HC = 1 ración

Entonces hay que saber qué peso de ese alimento contiene esa ración. Yo lo calculo mirando la información nutricional:

whatsapp-image-2016-10-15-at-15

Cálculo del peso en gramos de 1 ración de HC del alimento

Las harinas se pueden medir cocidas con un vasito de Bayer, que me dio en el hospital, la educadora de la diabetes.

dsc_14432

Vaso medidor Bayer

Y si es pan debe pesar 20 g cada ración. Pero como ya sabemos depende del tipo que sea. Integral, con semillas, poca o mucha cocción, etc.

Les dejo una tabla de raciones en pdf extraída de la página de fundación para la diabetes:

Tabla de raciones de HC

Al principio como todo aprendizaje es mucha información, yo me leí por recomendación de mi educadora algunos libros y otros estoy leyéndolos por motivación propia.

dsc_1448

Mis libros de nutrición y diabetes tipo 1

Es importante tener una balanza en casa, y mucha paciencia.

El querer hacer las cosas bien, estar sana y saludable es la clave para motivarnos a aprender y hacer de nuestra alimentación algo divertido, creativo y delicioso.

Panquecas/Tortitas de avena con frutos rojos y almendras

Desayunos saludables, Mi diabetes, Recetas

Hoy les dejó esta receta super fit, saludable, y deliciosa, apta para diabéticos, celíacos y personas que desean cuidar su alimentación sin restringir sus gustos.

Estas panquecas super saludables son ideales porque sacian el apetito de un desayuno dulce con carbohidratos de índice glucémico bajo.

En el post que publicaré el miércoles les explicaré con más detalle el tema de los carbohidratos, su índice glúcemico, la preparación y el conteo que debemos hacer los diabéticos para poder consumirlos sin riesgos.

Aquí les dejo mi receta con los HC (hidratos de carbono) contabilizados en raciones de 10 g, para una persona con una dieta de 1800 Kcal. Es decir:

1 ración = 10 gramos de HC. Receta para 5 raciones en total.

Ingredientes para las panquecas:

  • 1/2 taza de avena integral en hojuelas. Mi avena, por cada 100 gramos contiene 58 g de HC (redondeando 60 g). Por lo tanto utilizaremos 3 raciones = 45 g en peso.
  • 150 g frutos rojos (1 ración)
  • 1 Huevo
  • 3 claras de huevo
  • Canela en polvo al gusto
  • Stevia o azúcar de abedul (Xylitol) al gusto
  • 1 cucharadita de Levadura química en polvo
  • Un chorrito de agua

Preparación:

  1. Bate todos los ingredientes juntos, y deja reposar 2 minutos.
  2. Luego utiliza una sartén de teflón con un poquito de spray antiadherente para hacerlas a fuego medio.

Ingredientes para la mermelada:

  • 150 g de frutos rojos (1 ración)
  • Azúcar de abedul (Xylitol) al gusto

Preparación:

 En una sartén antiadherente coloca la mezcla a fuego medio durante unos minutos hasta que se desahaga casi por completo el fruto y se integre con el azúcar de abedul (Xylitol).  Al microondas también se puede colocar en un bol de vidrio la mezcla durante 2 minutos aproximadamente.

Por último agrega almendras troceadas como topping

(por encima más o menos un puñadito)

¡Y listo! ya tienes un desayuno increíble, super fácil, lleno de cabohidratos complejos, excelente proteína, grasas buenas, has comido fruta y saciado tus ganas de dulce.

 

Luna de miel diabética

¿Me estoy curando?

Luna de miel, Mi diabetes

Ahora ya han pasado casi 3 meses desde que me diagnosticaron diabetes tipo 1. Y salí del hospital. Cada vez necesito menos insulina. ¿Por qué? ¿Me estoy curando?

Cuando lo escuché se me iluminó la cara, y pensé que a lo mejor había esperanza todavía. Se me vino a la mente lo típico de los novios casándose y yéndose a un lugar idílico.

Para no crearme falsas esperanzas mi endocrinóloga me explico que es un período transitorio. Estoy en el período llamado por los propios especialistas como luna de miel, sí, parece un poco raro que lo definan así, pero se trata de un proceso en el cual mi cuerpo al comienzo de mi enfermedad estaba destruyendo todas mis células beta del páncreas productoras de la insulina, pero mantuvo una “reserva” de algunas que se “reactivaron” al inyectarme insulina.

¿Qué produce este efecto?

Cuando se destruyen las células beta pancreáticas el organismo no es capaz de aguantar enfermedades y es cuando comienza a asomarse la diabetes. Recuerdo que yo tuve gripe unos meses antes de todo esto y que la cándida vaginal era constante después de eso. ¡Todo tenía sentido!

Pero claro ahora que comencé el tratamiento con insulina mi páncreas tiene menos trabajo que hacer, para que nos entendamos, está trabajando con ayuda. Eso es lo que provoca que se prolongue la producción de insulina.

¿Qué pasa durante esta fase o periodo de luna de miel?

Todavía mi cuerpo tiene herramientas para controlar mis niveles de glucosa (claro con ayuda, pero bueno). Entonces puedes tener cifras “normales”, ajustando las dosis de insulina, siempre contando con las opiniones del equipo médico.

¿Se puede dejar de inyectar insulina en este periodo?

No es recomendable, porque debe haber un balance para no inyectar demasiada insulina y sufrir hipoglucemias pero tampoco podemos dejar al cuerpo ante el riesgo de una cetoacidosis diabética. Además es mejor conservar el habito de inyectarse.

¿Todos los diabéticos de tipo 1 pasan por este periodo?

Desafortunadamente sólo el 25%-30% de los pacientes sufren este fenómeno, de los cuales la mayoría son hombres.

¿Cuánto tiempo dura?

Aunque ya sabemos que no será por mucho tiempo porque el apocalipsis para este se acerca, no se sabe cuánto tiempo exactamente puede extenderse, suele durar entre 6 meses y 1 año, máximo 2.

Para que se hagan una idea de mis resultados en este proceso.

  • Cuando me dieron el alta tenía que pincharme:

Insulina lenta en dosis para 24 h (Lantus o Toujeo): 30 unidades.

Insulina rápida en dosis para antes de las comidas (Humalog): 5-7-7 unidades respectivamente para desayuno, almuerzo y cena.

  •  Ahora:

Insulina lenta en dosis para 24 h (Toujeo): 12 unidades.

Insulina rápida en dosis para antes de las comidas (Humalog): 2-2-2 unidades.

 Pero algunos estudios demuestran que los diabéticos que pasan por este proceso y realizan deporte, llevando una vida saludable pueden alargar las ventajas de este periodo y sobrellevar la enfermedad con cifras frecuentemente estables.

Estoy aliviada, aunque comienzo a trabajar pronto y eso lo más probable es que implique otra vez ajustes de la dosis pero tengo buenas vibraciones.

 

 

¿Y ahora qué?

El diagnostico, Mi diabetes

Eso me pregunté yo después de que mi endocrinóloga saliera por la puerta de la habitación del hospital de Cabueñes, en Gijón, donde me encontraba despúes de llevar casi todo el día en urgencias esperando, el 7 de Julio de este año.

Yo nunca me imaginé que esto me ocurriría a mi, porque siempre pensamos que estaremos fuertes y sanos. Pero claro allí estaba yo, alucinando en colores, sin poder desahogarme, llorar y gritar (tenía una compañera de habitación con familiares mirándome). Me tocó tragar el miedo, como cuando eres una niña y te obligan a comer algo que no te gusta. Me tocó respirar, quedarme en silencio y pensar.

De ahora en adelante necesitaría insulina SIEMPRE. La médico especialista en este tema, sólo había venido a diagnosticarme, no me explico gran cosa.

Tenía tantas preguntas, me encontraba muy sola, me sentía rara, triste. Mi madre y mi novio estaban trabajando y tardarían en llegar. Pero igualmente todo eso no haría retroceder el tiempo. Debía enfocarme, cambiar para siempre mis hábitos, no sólo es dieta y ejercicio, se trata de responsabilidad, de ser capaz de ser tu propio médico, por tu salud.

Tenía que esperar a que me visitara una educadora (especialista en diabetes). Ella me explicaría paso a paso todo.

Al día siguiente fue un montón de información que recibí de golpe, sobre todo lo que debía aprender; pincharme la insulina, medirme la glucosa, pesar y controlar las porciones de alimentos con HC (hidratos de carbono), saber actuar ante hipoglucemias e hiperglucemias, la importancia del glucagón, pero las 7 palabras más importantes para mi fueron en ese momento:

  • Diabetes: es una afección crónica que se desencadena cuando el organismo pierde su capacidad de producir suficiente insulina o de utilizarla con eficacia.

http://www.fundaciondiabetes.org/general/82/conozcamosla-mejor

  • Hipoglucemia: La hipoglucemia o azúcar bajo en la sangre es un trastorno en el que la concentración de glucosa (azúcar) de la sangre está por debajo de un determinado límite, 54 mg/dl (unos 3,0 mmol/l). Esto provoca diversos síntomas, que generalmente desaparecen a los 10 ó 15 minutos de tomar un poco de azúcar.

http://www.fundaciondiabetes.org/infantil/188/hipoglucemia-ninos

  • Cetoacidosis: es una afección grave que puede producir un coma diabético (perder el conocimiento por mucho tiempo) o incluso la muerte.

http://www.fundaciondiabetes.org/infantil/187/cetoacidosis-diabetica-ninos

  • Insulina: es una hormona que produce el páncreas reguladora de la glucosa en sangre.

http://www.diabetes.org/es/vivir-con-diabetes/tratamiento-y-cuidado/medicamentos/insulina/

  • Glucagón: es una hormona que segrega el páncreas y aumenta los niveles de glucosa en sangre utilizando las reservas que se encuentran en el hígado.

http://www.enbuenasmanos.com/el-glucagon

  • Glucómetro: es un instrumento medidor de la glucosa en sangre.

https://es.wikipedia.org/wiki/Gluc%C3%B3metro

  • “Raciones” de carbohidratos: contabilizar los HC (hidratos de carbono) es indispensable para mantener la diabetes bajo control.

http://www.diabetes.org/es/alimentos-y-actividad-fisica/alimentos/que-voy-a-comer/comprension-de-los-carbohidratos/contar-carbohidratos.html

Todas esas palabras me acompañarán el resto de mi vida. Ahora definen una parte de mi. Me leí libros que me dieron allí para informarme porque no sabía nada, y es que la ignorancia es felicidad, como dicen por ahí…yo he comprado otros y descargado algunos más por Internet, aunque no me gustan las matemáticas he tenido que aprender formulas. Me he comprado productos que me facilitan el transporte de la insulina, una pulsera identificadora.

En fin que es un continúo aprendizaje, porque es una enfermedad que no tiene reglas definidas, cada cuerpo es distinto, y cada día puede hacer que te sientas diferente.

Lo importante es sentirnos capaces para este largo camino, el cual ya nos anticiparon el mapa del recorrido, y sí es empedrado, lleno de baches y barro pero no es imposible.

Me diagnosticaron diabetes tipo 1

Diabetes tipo 1, El diagnostico, Mi diabetes

Generalmente, la diabetes tipo 1 se diagnóstica en los niños, adolescentes o adultos jóvenes, pero puede aparecer a cualquier edad.

Para los que no sepan, esta enfermedad metabólica afecta a las personas que sufren de forma autoinmune una destrucción de las células beta del páncreas que producen la insulina. Ésta hormona se encarga de trasportar la glucosa que se encuentra en la sangre hacia los órganos. 

En Febrero fui a planificación familiar a una citología anual de revisión. Y aunque todo siempre había estado bien, esta vez tenía una infección vaginal por hongos, entonces me recomendaron un tratamiento y dijeron que en unos días se me quitaría.

Pues pasaron meses, ¡¡y en Abril seguía con ella!!, al haberme mudado tuve que cambiar de centro de salud, mi nueva médica me ordenó un análisis de sangre y la glucosa estaba en 148 mg/dl (el año pasado estaba en 90 mg/dl).

Volvió a repetirme en Mayo un nuevo análisis, 183 mg/dl.

(¿Qué me estaba pasando?, yo no lo entendía, este nuevo año me había propuesto llevar una vida más saludable, productos ecológicos, ser vegetariana, hacer deporte, reducir harinas refinadas, cero azúcar.)

Se alarmó y me preguntó si tenía antecedentes de familiares diabéticos. (Mi abuela paterna tiene diabetes tipo 2, que se le diagnóstico en edad avanzada). Me derivó a endocrinología, pero hasta Noviembre no tenía cita, y me recomendó dieta de 1800 kcal y ejercicio. Empecé a perder peso, cada semana tenía 1 kilo menos, era genial.

En Junio, fui en ayunas a la enfermera, a ver si ahora que había adelgazado estaba mejor (había perdido 5 kilos), y ¡¿cuál fue mi sorpresa?! estaba en 253 mg/dl, pero ¡¿cómo era posible?!.

Ahora si que estaba nerviosa, deciden anticipar la cita con el endocrino para Septiembre y recetarme Metformina, pensando con fe ciega que era diabetes tipo 2.

Pero mi cuerpo no aguanto mucho y un sábado fui por 1era vez a urgencias, me encontraba mal, mareo, cansancio, mucha sed y ganas de hacer pis, estaba en 400 mg/dl y me dejaron marchar , sólo hicieron la petición para que me adelantaran la cita porque yo les insistí. Supuestamente me llamarían el lunes, no fue así, tuve que llamar yo, y rogar por una cita urgente para Julio. 

Volví a urgencias una 2da vez, no hacían nada, sólo me mandaron seguir el tratamiento y llevar un control estricto de las cifras de glucemia.

Aunque el tratamiento era erróneo continué, pero mis cifras no bajaban de 200 mg/dl a cualquier hora, (ahora utilizaba un glucometro).

3ra vez de vuelta en urgencias, por fin me dejaron ingresada, con 397 mg/dl. 

Estuve casi una semana ingresada, en shock los primeros días, no me lo creía, pero la verdad en parte me lo esperaba después de ver constantemente cifras tan altas, la infección vaginal era consecuencia de la glucosa alta.

Muchísima información de golpe, que tienes que aprender, mucho estrés, cansancio.

La verdad no es fácil. Pero gracias a los avances de hoy en día se puede llevar una vida saludable con diabetes. Así que vamos a intentarlo.

Bienvenidos a mi blog

La bienvenida, Mi diabetes

Yo soy diabetikat, mi nombre es Kathryn Rancaño, nací en Caracas (Venezuela) en 1988 y desde el 2003 vivo en Gijón (España).

En el año 2016 experimente muchísimos cambios drásticos en mi vida, especialmente en Julio. Debuté en diabetes tipo 1, como dijo mi endocrinóloga: “una mala noticia” porque es una enfermedad crónica que implica disciplina.

Al principio era como si no se lo creyeran (mi enfermera y médica de cabecera), pensaban que se confundieron en la realización de los análisis, o que comí algo por la noche a última hora, que alguna “yerba” extraña me había afectado y que era un desorden metabólico, hasta llegaron a medicarme creyendo firmemente que era diabetes tipo 2, porque tengo un poco de sobrepeso y la edad no les encajaba con el rango de edad diagnosticable.

Ahora que lo pienso me lo detectaron rápido, pero el mérito no se lo doy a ellas, creo que actuaron mal, se fueron por las ramas. Todo fue gracias a mi insistencia y gran duda por saber por fin qué era lo que me ocurría.

Pero en comparación con otras personas que llegan a ser diagnosticadas después de años con la enfermedad y con el azúcar por las nubes, esto fue tremendamente rápido, sin consecuencias de cetoacidosis o algo peor.

Otro día les contaré con detalle mi historia. Hoy les doy las gracias por leerme, y prometo darles mi opinión sobre productos super chulos que he descubierto para sobrellevar este nuevo estilo de vida, recetas para disfrutar de todos los placeres de la cocina creativa que toda foodlover como yo puede tener y les contaré un poco de mi día a día en el trabajo, haciendo deporte y de vacaciones para ser feliz y estar sana sin bajones.