¿Y sí hay una catástrofe podría sobrevivir con diabetes?

¿Podría sobrevivir sí...?

El cerebro a veces nos juega malas pasadas y más sí somos diabéticos, es como si tuviéramos el plus+ de la paranoia.

Es lo que los expertos denominan como  “El circuito del miedo” o como digo yo simple supervivencia porque nuestra especie desde principios de los tiempos ha tenido sólo dos opciones ante el peligro: huir o luchar.

Pero a veces el peligro no es real, sólo es ficticio. El cerebro lo sabe pero te hace pensar en ello igualmente, el típico: “Y sí…”

Este verano me he enganchado a una nueva serie, muy famosa y la verdad es que tiene morbo que me ponga a verla sabiendo lo que me conlleva. “The Walking dead”(SOY MASOQUISTA, lo sé). Con ésta serie me involucro tanto que llego a plantearme qué haría yo sí me asola (como a Tina, en la temporada 6) una catástrofe como esa.

the-walking-dead-daril-y-tinainsulin

Así me ocurre cada vez que veo una película, serie, o noticia sobre Venezuela u otro país en conflicto, como Siria, es incontrolable.

Me pongo en los zapatos de los personajes protagonistas, pero claro me invade entonces el miedo, la desesperación y el estrés sólo de imaginarme la situación, y entonces comienzo a preguntarme:

¿Sería capas de sobrevivir? ¿Cómo hago sí no tengo insulina? ¿Podría vivir sin HC (Hidratos de carbono)? ¿Cómo controlaría las Hiperglucemias y las Hipoglucemias sin batería para el glucómetro? ¿Y sí me da una Hipoglucemia severa y no tengo Glucagón?

Claramente mi futuro se vería muy negro. Porque una persona con una enfermedad crónica como la diabetes mellitus tipo 1, insulinodependiente acabaría teniendo complicaciones sin medicación y sin comida.

Pero igualmente mi cerebro incansable y esperanzador traza un plan para llevar a cabo en tal caso, apenas ocurra una catástrofe: correr a la farmacia y los supermercados para hacerme con un buen equipo:

  • Insulina de acción rápida (Humalog o Apidra) duración de 2-4 h.
  • Insulina de acción prolongada (Toujeo) duración de 24 h.
  • Glucagón (es un kit de emergencia que restablece los niveles de azúcar en sangre como consecuencia de una hipoglucemia grave).
  • Agujas (para inyectar la insulina)
  • Glucómetro (medidor capilar de glucosa en sangre) mediante carga de USB.
  • Lancetas (instrumento para hacer una punción en el dedo y obtener una gota de sangre)
  • Tiras reactivas (son sensores estilo microchips que permiten realizar con una gota de sangre la medición de la glucosa)

Y es que aunque yo suelo tener en mi casa todos estos productos como para 2 meses, es importante pensar a largo plazo.

Además la temperatura es muy importante, si hace mucho calor la insulina y las tiras reactivas podrían ser inservibles, o también si hace mucho frío. Sin hablar de la lluvia que podría dañar el glucómetro. Para ponerle más INRI al asunto las tiras reactivas sólo pueden usarse una vez, las lancetas es recomendable que se usen únicamente una vez por cuestión de no “contaminar” con la sangre del pinchazo anterior la nueva prueba y las agujas también porque sino poco a poco se van afilando y provocan daños en la piel.

En fin que espero que si alguna vez me encuentro en una situación tan caótica ya este curada de la diabetes.

 

Anuncios

¿Has visto Fed up?

Documentate, Fed up

Es un documental norteamericano que destapa la presencia del azúcar añadido en el 80 % de los productos alimenticios y revela las causas de la obesidad infantil en los Estados Unidos.

Katie Couric narra este documental con el Gran premio del jurado en el Festival de cine de Sundance.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“The film the food indrustry doesn´t want you to see”.

Dirigida por: Stephanie Soechtig.

Estudio: Atlas Films & RADiUS-TWC.

Audio: Inglés. Subtítulos: Español, Inglés.

Duración: 1 h 32 min.

Año de estreno: 2014. (EE.UU)

Este documental me hizo reflexionar, y quiero recomendarlo porque aunque no me impacto tanto como podría haberlo hecho hace un par de años, si me hizo cuestionarme: ¿en realidad sabemos lo que comemos?, estamos sufriendo una epidemia silenciosa gracias al azúcar. No hace falta ver una película de terror para tener escalofríos, sólo con ver las cifras de obesidad infantil ya se me eriza la piel.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud):

Los niños obesos tienen más probabilidades de desarrollar:

Cardiopatías, resistencia a la insulina (con frecuencia es un signo temprano de diabetes inminente), trastornos osteomusculares (especialmente artrosis, una enfermedad degenerativa que afecta las articulaciones), algunos tipos de cáncer (endometrio, mama y colon) o discapacidad.

En todo el mundo, el número de lactantes y niños pequeños (de 0 a 5 años) que padecen sobrepeso u obesidad aumentó:

  32 millones en 1990 a 42 millones en 2013

Y se estima que aumente a:

70 millones para 2025

obesidad-infantil

¡¡¡ESTO NO ES SALUDABLE!!!

Y sin intervención esos niños seguirán siendo obesos durante toda su vida. Porque aunque se puede prevenir, está siendo un problema grave que influye a muchos países.

fed-up-1

ES UNA ENFERMEDAD CRÓNICA

La lactancia materna desde el nacimiento hasta los seis meses de edad es sin duda una forma de evitar que los lactantes se vuelvan obesos desde bebés. Pero también hay que proteger a los niños de la publicidad engañosa a la que están expuestos sin barreras.

La diabetes tipo 1 que padezco me ha enfrentado a la realidad de una forma abrupta y singular. Desde mi diagnostico, hace unos meses, estoy obligada a contar cada gramo de HC (Hidratos de carbono) que voy a consumir. (No me quejo, en parte me ha salvado la vida).  Por eso ahora entiendo el gran alcance del problema.

Lamentablemente estamos acostumbrados a comer porque está bueno y no porque es bueno.

Fast Food

Industria +  Gobierno = Marketing de comida basura

Azúcar = Droga legal

caramelos

En este documental lo único que hacen es abrirnos los ojos, leernos la letra pequeña, sacar a relucir la verdadera cara de los “Lobbies“y los acuerdos que mantienen las multinacionales con los gobiernos por debajo de la mesa, pasándoles los fajos de billetes para mantener las políticas en su beneficio.

Estar gordo es únicamente un síntoma de la verdadera enfermedad, nuestro cuerpo se expresa pidiendo auxilio. Pero no todo el mundo tiene esos síntomas e igualmente está enfermo.

Es muy importante el entorno en la adaptación de los niños a la vida, siempre se ha dicho que la base de todo los cimientos será la estabilidad de un buen proyecto. Y las empresas de la industria alimentaria lo saben, así que aprovechan que los niños son moldeables, por eso hay que poner filtros a todo lo que se les muestra, aprenden muy rápido y por eso la educación es la clave.

No se trata sólo de ejercicio y dieta, también influye en gran medida la sociedad, el impulso que se le da a la comida procesada. Nadie hace publicidad del brócoli, ni la lechuga. Estamos siendo estimulados constantemente con pancartas y anuncios de TV para repetir los pasos que nos han planeado. Nosotros en realidad no decidimos, somos esclavos de la comida basura.

Somos adictos, “yonkies” del azúcar.

el-azucar-en-nuestro-cerebro

EL AZÚCAR EN NUESTRO CEREBRO PROVOCA LA MISMA REACCIÓN QUE LA COCAÍNA

Un estudio (que se muestra en el documental) realizado con 43 ratones de laboratorio consumidores de cocaína (droga dura), demostró que sí se les da a elegir, 40 de ellos prefieren el azúcar, es decir es mucho más adictiva sin lugar a dudas, el azúcar que la cocaína.

Entonces debemos verla como tal, es una droga, más peligrosa que el cannabis o el alcohol y sin embargo los niños pueden acceder a ella hasta en el colegio.

Algunos expertos recomiendan mirar las etiquetas, el valor nutricional de los alimentos que conseguimos en los supermercados, pero claro, la mayoría no entiende bien los valores a los que se refieren, y algunos productos ni lo especifican. Sí ni los adultos sabemos entender esos tecnicismos, los niños menos aún.

Hay que saber que los ingredientes se ordenan de mayor a menor, es decir: el primer ingrediente que aparezca reflejado sera del que mayor cantidad contenga el producto. Y mientras menos ingredientes “raros” contenga mejor.

etiquetadococa

DESCUBRE LA TRAMPA

Conclusión: fijense en la etiqueta pero no por el gran trabajo que hacen para atraernos hasta ella, porque es bonita o tiene colores llamativos o “dibujitos”, denle la vuelta y lean, la procedencia, el valor nutricional, porque todo influye.

Y proponganse un reto: dejar el azúcar durante 10 días, apartar todos esos productos que lo contengan, y te darás cuenta cómo reacciona tu cuerpo, aunque sí los dejas por completo te estarás haciendo un gran favor.

Tenemos que pensar en nuestro futuro, en el de los niños y el del planeta.

La moda de hoy en día es ser fitness pero en realidad lo más importante es estar saludable, no por la apariencia física sino por la consecuencia que tiene eso dentro de ti, de tu cuerpo.

 Les dejo una crítica de Manohla Dargis para The New York Times: “La película es una investigación rápida y fríamente enfurecida sobre por qué la gente está cada vez más gorda”

 

Mi puntuación para este documental está clarísimo que es, excelente:

5-estrellas

¡Veanlo! y me comentan.


Fed Up (2014) on IMDb Fed up (2014)

Trailer subtitulado al español

En Youtube pueden ver el documental completo sí no tienen Netflix: FED UP

Mis 10 Superalimentos favoritos

Los superalimentos, Mi diabetes

Sí quieres estar saludable o combatir enfermedades tienes que armarte de la mejor artillería. Para ello lo mejor es consumir los SUPERALIMENTOS, se les llama así por sus numerosos beneficios para la salud, con un alto contenido en nutrientes, fibra, vitaminas y antioxidantes.

Aquí te dejo mi TOP 10 de algunos SUPERALIMENTOS:

1

LA STEVIA

 

¿Sabías que aporta CERO calorías?

Obtenida de la hoja de la planta rebaudiana. Es un edulcorante natural. 300-400 veces con más poder edulcorante que el azúcar.

Es 7 veces más poderoso antioxidante que el té verde

Tiene una acción antibiótica contra la placa bacteriana

Combate algunos hongos, como los que causan la vaginitis

Mejora la resistencia ante gripes, fatiga y ansiedad

 2

EL TOMATE

 

¿Sabías por qué los nutricionistas recomiendan consumir el tomate fresco?

Es una fruta de poca CG (Carga glucemica) y su IG (Índice glucemico) es moderado.

Excelente para saciar el apetito

Aporta Vitamina C que facilita la formación de tejido cicatrizal

Reduce la tensión arterial

Rico en Vitamina A que favorece una mejor salud visual

3

LOS FRUTOS SECOS

 

¿Sabías que podrían ayudar a que tu glucosa se regulara?

Tienen un IG bajo, grasas monoinsaturadas sobretodo.

Contiene Vitamina E y magnesio

Aportan minerales y proteínas

Sus grasas benefician el adelgazamiento

4

LA AVENA

 

¿Sabías que retarda la velocidad en la que se vacía el estómago?

Tiene un IG moderado y es uno de los mejores cereales.

Ayuda a metabolizar las grasas

Estabiliza la glucosa en sangre

Tiene más fibra soluble

Reduce colesterol LDL

5

LAS SEMILLAS DE CHÍA

 

¿Sabías que disminuye el dolor en las articulaciones?

Disminuye los niveles de glucosa en sangre

Los ácidos grasos del Omega 3 contienen propiedades antiinflamatorias

Producen sensación de saciedad

Protege de los efectos nocivos de los Rayos UVA

Aumentan nuestro nivel de hidratación

No tienen gluten

6

EL AGUACATE

 

 ¿Sabías que en realidad es una fruta?

Es una fruta, no un vegetal, con grasas buenas

Se compone de más de 20 vitaminas, entre ellas Vitamina E

Alto en fibra lo que hace más eficiente la insulina

Retarda la digestión de los hidratos de carbono

Tiene más potasio que el plátano

7

LAS LEGUMBRES

 

¿Sabías que mejoran la memoria?

Contienen hidratos de carbono complejos, osea altos en fibra

También aportan proteína

Elevan poco a poco la glucosa en sangre

Ricos en hierro

8

EL BRÓCOLI

 

¿Sabías que sólo un puñado de brócoli aporta el 150% de la Vitamina C que necesitas al día?

Es una verdura alta en fibra

Bajo en calorías

Contiene calcio y ácido fólico

Con antioxidantes que protegen la vista

Tiene un compuesto que previene el daño provocado por la diabetes en los vasos sanguíneos

9

LA CANELA

 

¿Sabías que mejora la sensibilidad a la insulina?

Baja considerablemente la glucosa en sangre

Con media cucharada al día puedes bajar los niveles de colesterol

Detiene el aumento de grasa corporal

10

EL BONIATO

 

¿Sabías que aunque tiene un sabor dulce es de menor índice glucemico que la patata (papa) ?

Es un tubérculo también llamado Batata o Sweet Potato tiene un IG (Índice glucemico) bajo

Alto en carotenoides que protege la piel y la vista

Contiene Vitaminas A y C

De fácil digestión gracias a los antioxidantes que protegen las mucosas digestivas

 

Luna de miel diabética

¿Me estoy curando?

Luna de miel, Mi diabetes

Ahora ya han pasado casi 3 meses desde que me diagnosticaron diabetes tipo 1. Y salí del hospital. Cada vez necesito menos insulina. ¿Por qué? ¿Me estoy curando?

Cuando lo escuché se me iluminó la cara, y pensé que a lo mejor había esperanza todavía. Se me vino a la mente lo típico de los novios casándose y yéndose a un lugar idílico.

Para no crearme falsas esperanzas mi endocrinóloga me explico que es un período transitorio. Estoy en el período llamado por los propios especialistas como luna de miel, sí, parece un poco raro que lo definan así, pero se trata de un proceso en el cual mi cuerpo al comienzo de mi enfermedad estaba destruyendo todas mis células beta del páncreas productoras de la insulina, pero mantuvo una “reserva” de algunas que se “reactivaron” al inyectarme insulina.

¿Qué produce este efecto?

Cuando se destruyen las células beta pancreáticas el organismo no es capaz de aguantar enfermedades y es cuando comienza a asomarse la diabetes. Recuerdo que yo tuve gripe unos meses antes de todo esto y que la cándida vaginal era constante después de eso. ¡Todo tenía sentido!

Pero claro ahora que comencé el tratamiento con insulina mi páncreas tiene menos trabajo que hacer, para que nos entendamos, está trabajando con ayuda. Eso es lo que provoca que se prolongue la producción de insulina.

¿Qué pasa durante esta fase o periodo de luna de miel?

Todavía mi cuerpo tiene herramientas para controlar mis niveles de glucosa (claro con ayuda, pero bueno). Entonces puedes tener cifras “normales”, ajustando las dosis de insulina, siempre contando con las opiniones del equipo médico.

¿Se puede dejar de inyectar insulina en este periodo?

No es recomendable, porque debe haber un balance para no inyectar demasiada insulina y sufrir hipoglucemias pero tampoco podemos dejar al cuerpo ante el riesgo de una cetoacidosis diabética. Además es mejor conservar el habito de inyectarse.

¿Todos los diabéticos de tipo 1 pasan por este periodo?

Desafortunadamente sólo el 25%-30% de los pacientes sufren este fenómeno, de los cuales la mayoría son hombres.

¿Cuánto tiempo dura?

Aunque ya sabemos que no será por mucho tiempo porque el apocalipsis para este se acerca, no se sabe cuánto tiempo exactamente puede extenderse, suele durar entre 6 meses y 1 año, máximo 2.

Para que se hagan una idea de mis resultados en este proceso.

  • Cuando me dieron el alta tenía que pincharme:

Insulina lenta en dosis para 24 h (Lantus o Toujeo): 30 unidades.

Insulina rápida en dosis para antes de las comidas (Humalog): 5-7-7 unidades respectivamente para desayuno, almuerzo y cena.

  •  Ahora:

Insulina lenta en dosis para 24 h (Toujeo): 12 unidades.

Insulina rápida en dosis para antes de las comidas (Humalog): 2-2-2 unidades.

 Pero algunos estudios demuestran que los diabéticos que pasan por este proceso y realizan deporte, llevando una vida saludable pueden alargar las ventajas de este periodo y sobrellevar la enfermedad con cifras frecuentemente estables.

Estoy aliviada, aunque comienzo a trabajar pronto y eso lo más probable es que implique otra vez ajustes de la dosis pero tengo buenas vibraciones.

 

 

¿Y ahora qué?

El diagnostico, Mi diabetes

Eso me pregunté yo después de que mi endocrinóloga saliera por la puerta de la habitación del hospital de Cabueñes, en Gijón, donde me encontraba despúes de llevar casi todo el día en urgencias esperando, el 7 de Julio de este año.

Yo nunca me imaginé que esto me ocurriría a mi, porque siempre pensamos que estaremos fuertes y sanos. Pero claro allí estaba yo, alucinando en colores, sin poder desahogarme, llorar y gritar (tenía una compañera de habitación con familiares mirándome). Me tocó tragar el miedo, como cuando eres una niña y te obligan a comer algo que no te gusta. Me tocó respirar, quedarme en silencio y pensar.

De ahora en adelante necesitaría insulina SIEMPRE. La médico especialista en este tema, sólo había venido a diagnosticarme, no me explico gran cosa.

Tenía tantas preguntas, me encontraba muy sola, me sentía rara, triste. Mi madre y mi novio estaban trabajando y tardarían en llegar. Pero igualmente todo eso no haría retroceder el tiempo. Debía enfocarme, cambiar para siempre mis hábitos, no sólo es dieta y ejercicio, se trata de responsabilidad, de ser capaz de ser tu propio médico, por tu salud.

Tenía que esperar a que me visitara una educadora (especialista en diabetes). Ella me explicaría paso a paso todo.

Al día siguiente fue un montón de información que recibí de golpe, sobre todo lo que debía aprender; pincharme la insulina, medirme la glucosa, pesar y controlar las porciones de alimentos con HC (hidratos de carbono), saber actuar ante hipoglucemias e hiperglucemias, la importancia del glucagón, pero las 7 palabras más importantes para mi fueron en ese momento:

  • Diabetes: es una afección crónica que se desencadena cuando el organismo pierde su capacidad de producir suficiente insulina o de utilizarla con eficacia.

http://www.fundaciondiabetes.org/general/82/conozcamosla-mejor

  • Hipoglucemia: La hipoglucemia o azúcar bajo en la sangre es un trastorno en el que la concentración de glucosa (azúcar) de la sangre está por debajo de un determinado límite, 54 mg/dl (unos 3,0 mmol/l). Esto provoca diversos síntomas, que generalmente desaparecen a los 10 ó 15 minutos de tomar un poco de azúcar.

http://www.fundaciondiabetes.org/infantil/188/hipoglucemia-ninos

  • Cetoacidosis: es una afección grave que puede producir un coma diabético (perder el conocimiento por mucho tiempo) o incluso la muerte.

http://www.fundaciondiabetes.org/infantil/187/cetoacidosis-diabetica-ninos

  • Insulina: es una hormona que produce el páncreas reguladora de la glucosa en sangre.

http://www.diabetes.org/es/vivir-con-diabetes/tratamiento-y-cuidado/medicamentos/insulina/

  • Glucagón: es una hormona que segrega el páncreas y aumenta los niveles de glucosa en sangre utilizando las reservas que se encuentran en el hígado.

http://www.enbuenasmanos.com/el-glucagon

  • Glucómetro: es un instrumento medidor de la glucosa en sangre.

https://es.wikipedia.org/wiki/Gluc%C3%B3metro

  • “Raciones” de carbohidratos: contabilizar los HC (hidratos de carbono) es indispensable para mantener la diabetes bajo control.

http://www.diabetes.org/es/alimentos-y-actividad-fisica/alimentos/que-voy-a-comer/comprension-de-los-carbohidratos/contar-carbohidratos.html

Todas esas palabras me acompañarán el resto de mi vida. Ahora definen una parte de mi. Me leí libros que me dieron allí para informarme porque no sabía nada, y es que la ignorancia es felicidad, como dicen por ahí…yo he comprado otros y descargado algunos más por Internet, aunque no me gustan las matemáticas he tenido que aprender formulas. Me he comprado productos que me facilitan el transporte de la insulina, una pulsera identificadora.

En fin que es un continúo aprendizaje, porque es una enfermedad que no tiene reglas definidas, cada cuerpo es distinto, y cada día puede hacer que te sientas diferente.

Lo importante es sentirnos capaces para este largo camino, el cual ya nos anticiparon el mapa del recorrido, y sí es empedrado, lleno de baches y barro pero no es imposible.

Me diagnosticaron diabetes tipo 1

Diabetes tipo 1, El diagnostico, Mi diabetes

Generalmente, la diabetes tipo 1 se diagnóstica en los niños, adolescentes o adultos jóvenes, pero puede aparecer a cualquier edad.

Para los que no sepan, esta enfermedad metabólica afecta a las personas que sufren de forma autoinmune una destrucción de las células beta del páncreas que producen la insulina. Ésta hormona se encarga de trasportar la glucosa que se encuentra en la sangre hacia los órganos. 

En Febrero fui a planificación familiar a una citología anual de revisión. Y aunque todo siempre había estado bien, esta vez tenía una infección vaginal por hongos, entonces me recomendaron un tratamiento y dijeron que en unos días se me quitaría.

Pues pasaron meses, ¡¡y en Abril seguía con ella!!, al haberme mudado tuve que cambiar de centro de salud, mi nueva médica me ordenó un análisis de sangre y la glucosa estaba en 148 mg/dl (el año pasado estaba en 90 mg/dl).

Volvió a repetirme en Mayo un nuevo análisis, 183 mg/dl.

(¿Qué me estaba pasando?, yo no lo entendía, este nuevo año me había propuesto llevar una vida más saludable, productos ecológicos, ser vegetariana, hacer deporte, reducir harinas refinadas, cero azúcar.)

Se alarmó y me preguntó si tenía antecedentes de familiares diabéticos. (Mi abuela paterna tiene diabetes tipo 2, que se le diagnóstico en edad avanzada). Me derivó a endocrinología, pero hasta Noviembre no tenía cita, y me recomendó dieta de 1800 kcal y ejercicio. Empecé a perder peso, cada semana tenía 1 kilo menos, era genial.

En Junio, fui en ayunas a la enfermera, a ver si ahora que había adelgazado estaba mejor (había perdido 5 kilos), y ¡¿cuál fue mi sorpresa?! estaba en 253 mg/dl, pero ¡¿cómo era posible?!.

Ahora si que estaba nerviosa, deciden anticipar la cita con el endocrino para Septiembre y recetarme Metformina, pensando con fe ciega que era diabetes tipo 2.

Pero mi cuerpo no aguanto mucho y un sábado fui por 1era vez a urgencias, me encontraba mal, mareo, cansancio, mucha sed y ganas de hacer pis, estaba en 400 mg/dl y me dejaron marchar , sólo hicieron la petición para que me adelantaran la cita porque yo les insistí. Supuestamente me llamarían el lunes, no fue así, tuve que llamar yo, y rogar por una cita urgente para Julio. 

Volví a urgencias una 2da vez, no hacían nada, sólo me mandaron seguir el tratamiento y llevar un control estricto de las cifras de glucemia.

Aunque el tratamiento era erróneo continué, pero mis cifras no bajaban de 200 mg/dl a cualquier hora, (ahora utilizaba un glucometro).

3ra vez de vuelta en urgencias, por fin me dejaron ingresada, con 397 mg/dl. 

Estuve casi una semana ingresada, en shock los primeros días, no me lo creía, pero la verdad en parte me lo esperaba después de ver constantemente cifras tan altas, la infección vaginal era consecuencia de la glucosa alta.

Muchísima información de golpe, que tienes que aprender, mucho estrés, cansancio.

La verdad no es fácil. Pero gracias a los avances de hoy en día se puede llevar una vida saludable con diabetes. Así que vamos a intentarlo.