Brownies de remolacha sin azúcar añadido

Conteo de HC, Mi diabetes, Navidad Cero Azúcar, Recetas

Esto es un descubrimiento super gratificante para mi, porque al intentar dar volumen y jugosidad a una receta sin azúcar y grasas tienes que ingeniártelas…jajaja

La remolacha es la llave maestra de esta delicia. (NUNCA ME GUSTÓ). Pero aquí el sabor a remolacha desaparece, sólo sabe a chocolate, ¡DIVINO!

Además tiene múltiples beneficios: baja la tensión arterial y protege el sistema cardiovascular.

Agarren papel y lápiz, hagan una captura de pantalla (screenshot) o hagan la receta ¡YA!.

*Recordatorio: 1 RACIÓN = 10 g. de HC (Hidratos de Carbono)

    Ingredientes

  • 2 huevos
  • 1 vaina de vainilla
  • 50 g. Azúcar de abedul (XYLITOL) + 20 gotas Stevia líquida
  • 1 cucharada sopera de mantequilla de cacahuete (maní)
  • 3 cucharadas de cacao
  • 3/4 de cucharadita de levadura
  • 225 g. remolacha ⇒ 13 g. de HC
  • 150 g. de chocolate negro ⇒ 50 g. de HC
  • 60 g. harina  ⇒ 45 g. de HC
  • 40 g. de harina de centeno ⇒ 30.40 g de HC

Total de peso en masa: 653 g. contiene⇒ 106.75 g. de HC

Total de peso por ración: 100-110 g. contiene⇒ 16 g. de HC

¡1 y 1/2 ración por cada trozo de brownie!

Preparación

  1. Preparar el molde cubriéndolo con papel para hornear (también se puede pulverizar aceite en aerosol o untar mantequilla).
  2. Ponemos a fuego alto una olla con agua más o menos por la mitad, cuando hierva bajamos a fuego medio y ponemos un bol de vidrio encima sin que llegue a tocar el agua, colocamos el chocolate en pedazos y removemos hasta que comience a derretirse, luego apartamos del fuego y dejamos que termine de fundirse.
  3. Mientras en otro bol batimos con unas barillas los huevos con el azúcar de abedul, la stevia y la vainilla, por unos 4 o 5 min. o hasta que se tenga una consistencia cremosa y espumosa blanquecina.
  4. Sin dejar de batir añadimos el aceite, agregamos la remolacha poco a poco (anteriormente hecha puré si estamos batiendo a mano, si utilizamos barillas eléctricas no es necesario).
  5. Echamos la harina (mejor tamizada) con la levadura y el cacao.
  6. Vertemos el chocolate derretido y removemos hasta lograr una mezcla homogénea.
  7. Volcamos la pasta obtenida en el molde, la alisamos y dejamos asentar.
  8. Cocemos en el horno precalentado anteriormente a 180 °C/350 °F 30 min o hasta que empiece a verse consistente y pinchamos con un palillo en el medio y salga limpio.
  9. Por últimos dejamos enfriar 5 min en el molde y después lo pasamos a la rejilla para que enfríe completamente. Cortamos en 6 trozos.

* Si queremos conservarlo lo mantenemos en un recipiente (tupper) hermético. (Aguanta 1 semana más o menos a temperatura ambiente)

** Le recomiendo que para acompañar con un cafecito por las tardes queda genial o un trozo por la mañana con nuestro desayuno nos anima el día.

Les dejo por aquí mi otra receta de Cupcakes saludables de calabaza también SIN AZÚCAR AÑADIDO: https://diabetikat.wordpress.com/2016/12/16/cupcakes-saludables-de-calabaza-sin-azucar-anadido/

Comentarme si lo hacen y les gustó, a mi me encantó. Si lo publican en Instagram, Twitter o Facebook compartan la foto con el hashtag: #NavidadCeroAzúcar y ¡compartan la dulzura sin azúcar!

∗∗∗ Nueva versión :

mis-brownies-brutales

 

50 g de harina de coco y 50 g de harina de soja, les reste aceite de girasol y les añadí  mantequilla de maní ( una cucharada colmada más o menos de mantequilla de cacahuetes ).

Tienen muchísimo menos HC (Hidratos de Carbono) por cada trozo tiene aproximadamente 1/2 ración de HC. Además tiene incrustadas algunas almendras laminadas para darle una textura crujiente y diferente.

Cupcakes saludables de calabaza sin azúcar añadido

Conteo de HC, Desayunos saludables, Mi diabetes, Navidad Cero Azúcar, Recetas

Hoy les traigo un “trencito navideño” de recetas que publicaré una tras otra. Así que prepárense.

¡Con esta receta podemos hacer una base de cupcakes sin azúcar añadido, muy ligera y esponjosa!.

Agarren papel y lápiz, hagan una captura de pantalla (screenshot) o hagan la receta ¡YA!.

*Recordatorio: 1 RACIÓN = 10 g. de HC (Hidratos de Carbono)

Ingredientes

Para 12 cupcakes (también llamados ponquecitos en Venezuela y magdalenas en España).

  • 1 cucharadita colmada de levadura química
  • 3/4 de cucharadita de bicarbonato
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 80 g. de azúcar abedul (XYLITOL)
  • 2 claras de huevo
  • Una vaina de vainilla
  • 1 y 1/2 cucharada de aceite de girasol
  • 250 ml de Leche de Soja SIN AZÚCAR AÑADIDO
  • 275 g. de Calabaza (hervida y hecha puré) 15 g. de HC
  • 165 g. de Harina de Trigo Integral 115 g. de HC
  • 165 g. de Harina de Soja 15 g. de HC
  • 125 g. Avena en hojuelas 74 g. de HC

Total de peso en masa: 1100 g. contiene⇒ 219 g. de HC

Total de peso por ración: 65-70 g. contiene⇒ 13 g. de HC

¡1 ración por cupcakes!

Preparación

  1. Colocamos casi todos los ingredientes secos (el azúcar de abedul lo dejamos apartado) en un bol para que se mezclen muy bien: las harinas, la avena, la levadura, el bicarbonato y la sal.
  2. En otro bol batimos (ahora si) el azúcar de abedul con las claras y la vainilla. Después añadimos,de uno en uno, el puré de calabaza, el aceite y la leche de soja.
  3. Poco a poco en el bol de las claras vamos incorporando la mezcla de las harinas, removiendo suavemente.
  4. Luego en un molde de 12 cupcakes previamente dispuesto con sus moldes de papel correspondientes añadimos la pasta y dejamos que se asiente.
  5. Metemos al horno por 30 min a 180 °C/350 °F o hasta que pinchemos con un palillo y salga limpio.
  6. Para finalizar dejamos fuera del molde en una rejilla que enfríen para comerlas al día siguiente con cualquier topping o frosting como mermelada sin azúcar, queso batido, mantequilla de cacahuete(Maní), chocolate sin azúcar fundido, etc. (Pronto compartiré la receta del que yo hago super light.)

Y ¡listas!

cupcakes

Puedes acompañarlas con un té o café con leche de soja (sin azúcares) a media tarde o de desayuno por las mañanas para de vez en cuando consentirnos. Además para un cumpleaños quedarían geniales en plan torre.

*A mi no me suben la glucemia si las como solas a media tarde, y si las como con algún topping por las mañanas dentro de mis raciones tampoco.

**¡Ahh! y les dejo un tip: se pueden congelar si hacen una buena tanda, así no se dañan.

Comentarme si las hacen y les gustaron, a mi me encantaron. Si las publican en Instagram, Twitter o Facebook compartan la foto con el hashtag: #NavidadCeroAzúcar y compartan la dulzura sin azúcar.

Ponche crema light y sin azúcares añadidos

Conteo de HC, Mi diabetes, Navidad Cero Azúcar, Navidad sin remordimientos, Recetas

El Ponche Crema es una bebida típica de las celebraciones navideñas, reina de todos los hogares venezolanos y su origen se remonta nada más y nada menos que al año 1900, cuando el químico y perfumista caraqueño, Eliodoro González, logró introducir en el mercado este novedoso producto y conseguir la patente (1904), aunque no se sabe ciertamente la procedencia de su receta.

Con la receta original es una bomba de azúcar y grasas, por lo tanto vamos a hacer unos pequeños retoques saludables, que no afectaran en el sabor indescriptible de esta delicia pero mantendrán nuestro nivel de glucosa normal (sobre todo los diabéticos debemos mantener a raya los excesos) y esta receta es perfecta, evitando los remordimientos.

*Recordatorio: 1 RACIÓN = 10 g. de HC (Hidratos de Carbono)

Ingredientes:

ingredientes-de-ponche-crema

  • 1 y 1/2 taza de Leche de Soja SIN AZÚCAR AÑADIDO NI LÁCTEOS
  • 1 y 1/2 taza de Leche de Soja (405 g o ml) = 1 RACIÓN Y MEDIA
  • 1 flan SIN AZÚCAR AÑADIDO PERO CON LÁCTEOS (100 g o ml) = 1 RACIÓN
  • 1 vaina de vainilla (tiene HC pero no es necesario contabilizarlo)
  • 1 cucharadita de maízena colmada (8 g) = 8 g de HC = casi 1 RACIÓN
  • 1 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 2 huevos (a mi me los da mi suegra de sus gallinas de campo)
  • 3/4 de taza de azúcar de abedul (XYLITOL)
  • 5 Oz de Ron Cacique (no es necesario contabilizar porque trae muy pocos)

En total, para más de 1 litro, tenemos 3 raciones y media de HC entonces no es necesario para los diabéticos contabilizar un pequeño vaso o hasta dos, ya que el índice glucemico es bajo.

Podría hacerse también sustituyendo el azúcar de abedul (Xylitol) por Stevia y utilizar sólo la leche de Soja sin azúcar añadido y sería mucho más saludable aún.

Preparación:

  1.  Calentamos a fuego medio hasta que casi hiervan las 2 tazas de leche de Soja con el azúcar de abedul.
  2.  Mientras añadimos la canela, la nuez moscada, y la vainilla .
  3.  Luego apartamos del fuego y dejamos reposar unos minutos. Agregamos la otra taza de leche de Soja para evitar que siga cociéndose.
  4.  Por otro lado en un bol de cristal batimos los huevos y la maízena hasta que tengamos una mezcla homogénea. (Muy importante que se bata bien para evitar grumos).
  5.  Poco a poco vamos incorporando la mezcla de leche a la mezcla de huevos, sin dejar de batir para que la mezcla no se cuaje.
  6.  Volvemos a cocinar unos minutos más batiendo constantemente hasta que espese la mezcla.
  7.  Cuando esté ya cocinado volcamos en la licuadora (batidora de vaso) y batimos junto con el flan y el ron durante unos 50 segundos.
  8.  Dejamos en un bol de cristal para que enfríe más rápido.
  9.  Rellenamos una botella y durante 2 horas esperamos que enfríe en la nevera.
  10.  Servir en un vaso pequeño, relativamente ancho con una piedra o dos de hielo y con un topping decorativo de clavos o canela en rama. Y ¡Voilá! 

Si prueban la receta recuerden que es muy importante consumir alcohol de forma moderada (NO TOMAR CON EL ESTÓMAGO VACÍO).

Los diabéticos recuerden que una HIPOGLUCEMIA POR CONSUMO DE ALCOHOL NO SE SOLUCIONA CON GLUCAGÓN. (Pronto escribiré en un nuevo post sobre este tema).

Compartan la receta si les gusto y etiqueten sus fotos si la prueban con el hashtag: #NavidadCeroAzúcar en Instagram, Facebook o Twitter, y comentarme qué les parece la dulzura sin azúcar.

¿Y sí hay una catástrofe podría sobrevivir con diabetes?

¿Podría sobrevivir sí...?

El cerebro a veces nos juega malas pasadas y más sí somos diabéticos, es como si tuviéramos el plus+ de la paranoia.

Es lo que los expertos denominan como  “El circuito del miedo” o como digo yo simple supervivencia porque nuestra especie desde principios de los tiempos ha tenido sólo dos opciones ante el peligro: huir o luchar.

Pero a veces el peligro no es real, sólo es ficticio. El cerebro lo sabe pero te hace pensar en ello igualmente, el típico: “Y sí…”

Este verano me he enganchado a una nueva serie, muy famosa y la verdad es que tiene morbo que me ponga a verla sabiendo lo que me conlleva. “The Walking dead”(SOY MASOQUISTA, lo sé). Con ésta serie me involucro tanto que llego a plantearme qué haría yo sí me asola (como a Tina, en la temporada 6) una catástrofe como esa.

the-walking-dead-daril-y-tinainsulin

Así me ocurre cada vez que veo una película, serie, o noticia sobre Venezuela u otro país en conflicto, como Siria, es incontrolable.

Me pongo en los zapatos de los personajes protagonistas, pero claro me invade entonces el miedo, la desesperación y el estrés sólo de imaginarme la situación, y entonces comienzo a preguntarme:

¿Sería capas de sobrevivir? ¿Cómo hago sí no tengo insulina? ¿Podría vivir sin HC (Hidratos de carbono)? ¿Cómo controlaría las Hiperglucemias y las Hipoglucemias sin batería para el glucómetro? ¿Y sí me da una Hipoglucemia severa y no tengo Glucagón?

Claramente mi futuro se vería muy negro. Porque una persona con una enfermedad crónica como la diabetes mellitus tipo 1, insulinodependiente acabaría teniendo complicaciones sin medicación y sin comida.

Pero igualmente mi cerebro incansable y esperanzador traza un plan para llevar a cabo en tal caso, apenas ocurra una catástrofe: correr a la farmacia y los supermercados para hacerme con un buen equipo:

  • Insulina de acción rápida (Humalog o Apidra) duración de 2-4 h.
  • Insulina de acción prolongada (Toujeo) duración de 24 h.
  • Glucagón (es un kit de emergencia que restablece los niveles de azúcar en sangre como consecuencia de una hipoglucemia grave).
  • Agujas (para inyectar la insulina)
  • Glucómetro (medidor capilar de glucosa en sangre) mediante carga de USB.
  • Lancetas (instrumento para hacer una punción en el dedo y obtener una gota de sangre)
  • Tiras reactivas (son sensores estilo microchips que permiten realizar con una gota de sangre la medición de la glucosa)

Y es que aunque yo suelo tener en mi casa todos estos productos como para 2 meses, es importante pensar a largo plazo.

Además la temperatura es muy importante, si hace mucho calor la insulina y las tiras reactivas podrían ser inservibles, o también si hace mucho frío. Sin hablar de la lluvia que podría dañar el glucómetro. Para ponerle más INRI al asunto las tiras reactivas sólo pueden usarse una vez, las lancetas es recomendable que se usen únicamente una vez por cuestión de no “contaminar” con la sangre del pinchazo anterior la nueva prueba y las agujas también porque sino poco a poco se van afilando y provocan daños en la piel.

En fin que espero que si alguna vez me encuentro en una situación tan caótica ya este curada de la diabetes.

 

¿Has visto Fed up?

Documentate, Fed up

Es un documental norteamericano que destapa la presencia del azúcar añadido en el 80 % de los productos alimenticios y revela las causas de la obesidad infantil en los Estados Unidos.

Katie Couric narra este documental con el Gran premio del jurado en el Festival de cine de Sundance.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“The film the food indrustry doesn´t want you to see”.

Dirigida por: Stephanie Soechtig.

Estudio: Atlas Films & RADiUS-TWC.

Audio: Inglés. Subtítulos: Español, Inglés.

Duración: 1 h 32 min.

Año de estreno: 2014. (EE.UU)

Este documental me hizo reflexionar, y quiero recomendarlo porque aunque no me impacto tanto como podría haberlo hecho hace un par de años, si me hizo cuestionarme: ¿en realidad sabemos lo que comemos?, estamos sufriendo una epidemia silenciosa gracias al azúcar. No hace falta ver una película de terror para tener escalofríos, sólo con ver las cifras de obesidad infantil ya se me eriza la piel.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud):

Los niños obesos tienen más probabilidades de desarrollar:

Cardiopatías, resistencia a la insulina (con frecuencia es un signo temprano de diabetes inminente), trastornos osteomusculares (especialmente artrosis, una enfermedad degenerativa que afecta las articulaciones), algunos tipos de cáncer (endometrio, mama y colon) o discapacidad.

En todo el mundo, el número de lactantes y niños pequeños (de 0 a 5 años) que padecen sobrepeso u obesidad aumentó:

  32 millones en 1990 a 42 millones en 2013

Y se estima que aumente a:

70 millones para 2025

obesidad-infantil

¡¡¡ESTO NO ES SALUDABLE!!!

Y sin intervención esos niños seguirán siendo obesos durante toda su vida. Porque aunque se puede prevenir, está siendo un problema grave que influye a muchos países.

fed-up-1

ES UNA ENFERMEDAD CRÓNICA

La lactancia materna desde el nacimiento hasta los seis meses de edad es sin duda una forma de evitar que los lactantes se vuelvan obesos desde bebés. Pero también hay que proteger a los niños de la publicidad engañosa a la que están expuestos sin barreras.

La diabetes tipo 1 que padezco me ha enfrentado a la realidad de una forma abrupta y singular. Desde mi diagnostico, hace unos meses, estoy obligada a contar cada gramo de HC (Hidratos de carbono) que voy a consumir. (No me quejo, en parte me ha salvado la vida).  Por eso ahora entiendo el gran alcance del problema.

Lamentablemente estamos acostumbrados a comer porque está bueno y no porque es bueno.

Fast Food

Industria +  Gobierno = Marketing de comida basura

Azúcar = Droga legal

caramelos

En este documental lo único que hacen es abrirnos los ojos, leernos la letra pequeña, sacar a relucir la verdadera cara de los “Lobbies“y los acuerdos que mantienen las multinacionales con los gobiernos por debajo de la mesa, pasándoles los fajos de billetes para mantener las políticas en su beneficio.

Estar gordo es únicamente un síntoma de la verdadera enfermedad, nuestro cuerpo se expresa pidiendo auxilio. Pero no todo el mundo tiene esos síntomas e igualmente está enfermo.

Es muy importante el entorno en la adaptación de los niños a la vida, siempre se ha dicho que la base de todo los cimientos será la estabilidad de un buen proyecto. Y las empresas de la industria alimentaria lo saben, así que aprovechan que los niños son moldeables, por eso hay que poner filtros a todo lo que se les muestra, aprenden muy rápido y por eso la educación es la clave.

No se trata sólo de ejercicio y dieta, también influye en gran medida la sociedad, el impulso que se le da a la comida procesada. Nadie hace publicidad del brócoli, ni la lechuga. Estamos siendo estimulados constantemente con pancartas y anuncios de TV para repetir los pasos que nos han planeado. Nosotros en realidad no decidimos, somos esclavos de la comida basura.

Somos adictos, “yonkies” del azúcar.

el-azucar-en-nuestro-cerebro

EL AZÚCAR EN NUESTRO CEREBRO PROVOCA LA MISMA REACCIÓN QUE LA COCAÍNA

Un estudio (que se muestra en el documental) realizado con 43 ratones de laboratorio consumidores de cocaína (droga dura), demostró que sí se les da a elegir, 40 de ellos prefieren el azúcar, es decir es mucho más adictiva sin lugar a dudas, el azúcar que la cocaína.

Entonces debemos verla como tal, es una droga, más peligrosa que el cannabis o el alcohol y sin embargo los niños pueden acceder a ella hasta en el colegio.

Algunos expertos recomiendan mirar las etiquetas, el valor nutricional de los alimentos que conseguimos en los supermercados, pero claro, la mayoría no entiende bien los valores a los que se refieren, y algunos productos ni lo especifican. Sí ni los adultos sabemos entender esos tecnicismos, los niños menos aún.

Hay que saber que los ingredientes se ordenan de mayor a menor, es decir: el primer ingrediente que aparezca reflejado sera del que mayor cantidad contenga el producto. Y mientras menos ingredientes “raros” contenga mejor.

etiquetadococa

DESCUBRE LA TRAMPA

Conclusión: fijense en la etiqueta pero no por el gran trabajo que hacen para atraernos hasta ella, porque es bonita o tiene colores llamativos o “dibujitos”, denle la vuelta y lean, la procedencia, el valor nutricional, porque todo influye.

Y proponganse un reto: dejar el azúcar durante 10 días, apartar todos esos productos que lo contengan, y te darás cuenta cómo reacciona tu cuerpo, aunque sí los dejas por completo te estarás haciendo un gran favor.

Tenemos que pensar en nuestro futuro, en el de los niños y el del planeta.

La moda de hoy en día es ser fitness pero en realidad lo más importante es estar saludable, no por la apariencia física sino por la consecuencia que tiene eso dentro de ti, de tu cuerpo.

 Les dejo una crítica de Manohla Dargis para The New York Times: “La película es una investigación rápida y fríamente enfurecida sobre por qué la gente está cada vez más gorda”

 

Mi puntuación para este documental está clarísimo que es, excelente:

5-estrellas

¡Veanlo! y me comentan.


Fed Up (2014) on IMDb Fed up (2014)

Trailer subtitulado al español

En Youtube pueden ver el documental completo sí no tienen Netflix: FED UP